agosto 9, 2020

Guía para visitar Malá Strana (Praga)

La preciosa ciudad de Praga (República Checa) tiene tantos atractivos que es difícil condensarlos en un solo artículo. Ya os hablamos de los 10 lugares que recomendamos ver en Praga, pero hay sitios que necesitan un post en detalle, como es el caso de Malá Strana. El histórico barrio barroco de Praga, separado de la Ciudad Vieja por el río Moldava, alberga numerosos puntos de interés que no os podéis perder. ¡Vamos a conocerlos!

Breve historia de Malá Strana

Aunque la zona ya estaba habitada desde al menos el s.VIII, la fundación de Malá Strana se produjo en 1257 por mandato de Otakar II. El propio rey invitó a colonos alemanes, principalmente artesanos, a poblar la nueva ciudad independiente, formada a partir de pequeñas villas. La ciudad evolucionó sin excesivo protagonismo bajo el paraguas del Castillo de Praga hasta que en 1541 un gran incendió la devastó.

Curiosamente, aquella tragedia marcó el inicio de la mejor etapa de Malá Strana, ya que fue a partir de su restauración, en la que participaron grandes arquitectos de toda Europa, cuando empezó a convertirse en una urbe notable, llena de palacios renacentistas y barrocos. La ciudad se mantuvo independiente hasta 1784, cuando la unión de Staré Mesto, Nové Mesto, Hradčany y la propia Malá Strana, dio lugar a la actual Praga.

El barrio de Malá Strana, junto a la Ciudad Vieja (Staré Město) y la Ciudad Nueva (Nové Město), forma parte del conjunto histórico declarado Patrimonio de la Humanidad en 1992.

¿Qué significa Malá Strana?

La traducción literal de Malá Strana del checo al español es «Lado Pequeño», aunque muchas fuentes también se refieren a este barrio como «Ciudad Baja», «Ciudad Pequeña» o «Ciudad Menor». Inicialmente la ciudad se llamó Nové Město pod Pražským hradem (Nueva Ciudad bajo el Castillo), pero con la creación de la Nové Město en 1348 fue rebautizada como Menší Město pražské (Ciudad Pequeña de Praga). El término «Malá Strana» empezó a utilizarse informalmente a partir del s.XVII en contraposición al «lado grande» de la ciudad, en la otra orilla del río (donde se ubica la Ciudad Vieja).

Qué ver en Malá Strana

El nombre de «Ciudad Pequeña» no debe llevar a confusión. Una visita en profundidad a este barrio requeriría al menos un día entero. Puede bastar con una mañana para ver lo imprescindible de Malá Strana, pero sería conveniente disponer de más tiempo. En todo caso, aquí os dejamos unas cuantas sugerencias para que vosotros filtréis según vuestros gustos.

Torre Petřín

Ubicada en lo más alto del monte homónimo, la torre de observación de Petřín ofrece unas magníficas vistas sobre Malá Strana y puede servir como primera toma de contacto con el barrio. Esta torre de 63,5 m fue construida con motivo de una Exposición Provincial en 1891 y se inspiró claramente en la Torre Eiffel, con la que guarda una proporción exacta de 1:5. Al monte Petřín, que alberga otros interesantes atractivos turísticos, se puede subir en funicular.

Torres del puente en Malá Strana

La forma más común de iniciar una ruta por Malá Strana es cruzar el famoso Puente de Carlos y pasar bajo las dos torres que flanquean esta entrada. La más pequeña es de origen románico (s. XII), aunque su aspecto renacentista se debe a una reforma de 1591. Unida a ella por un arco se encuentra otra torre más alta de estilo gótico construida en 1464. Desde su mirador se obtienen unas preciosas panorámicas del Puente de Carlos y la Ciudad Vieja de Praga.

Calle Nerudova

Nerudova ulice es la calle más importante de Malá Strana. Su nombre homenajea al célebre poeta local Jan Neruda (1834 – 1891), autor de «Cuentos de Malá Strana» y (en teoría) inspirador del pseudónimo de «Pablo Neruda». Esta calle fue una de las partes más importantes de la Ruta Real entre el castillo y el Puente de Carlos y aún refleja buena parte de aquel esplendor a través de sus casas renacentistas y barrocas, muchas de las cuales están adornadas con los escudos de familias nobles. Al oeste conecta con las escaleras Radnické, que llevan al castillo, y al este con la plaza Malostranské náměstí, el corazón de Malá Strana.

Museo Franz Kafka

Para nosotros, una de las visitas imprescindibles en Malá Strana es el Museo de Kafka. Abierto en 2005, suele pasar desapercibido para la gran masa turística que pulula por Praga, lo que hace que la experiencia sea aún más agradable. Con un estilo sencillo y a veces lúgubre (como el propio escritor), este moderno espacio expositivo alberga un buen número de primeras ediciones de sus obras, cartas personales, diarios, manuscritos, fotografías, dibujos y otros muchos elementos que repasan su vida y su  obra.

Muro de John Lennon

Tras el asesinato de John Lennon en 1980, alguien dibujó su retrato en una de las paredes del Jardín de la Orden de Malta. La pintada fue eliminada rápidamente por las autoridades comunistas, pero los dibujos de su cara, las citas de sus canciones y las proclamas hippies se multiplicaron en los días siguientes, llegando a convertirse en un símbolo de la libertad de expresión. El muro ha ido sufriendo cambios y remodelaciones con el tiempo y hoy en día los dibujos de artistas invitados se mezclan con las pintadas de gente anónima. En teoría, ya solo se autoriza expresarse en una zona determinada.

Isla Kampa

La isla de Kampa es como un pequeño barrio dentro de Malá Strana. Rodeada por el canal Čertovka, la «Venecia de Praga» está conformada básicamente por un enorme parque, ideal para hacer un pícnic, dar un agradable paseo o contemplar el Puente de Carlos, el río Moldava y la Ciudad Vieja de Praga. Además, se puede visitar el Museo Kampa (con obras de artistas abstractos, cubistas, etc. que destacaron en el llamado «Bloque del Este»), y admirar curiosas estatuas al aire libre, así como varias ruedas de antiguos molinos.

Iglesia de San Nicolás

Si Malá Strana es conocida como el «barrio barroco» se debe en buena parte a templos como la Iglesia de San Nicolás, quizá el mejor ejemplo de este estilo en toda la ciudad. Construida entre 1704 y 1755, la Kostel sv. Mikuláše destaca por su fantástica cúpula de 20 m de diámetro. Además, no hay que perderse el fabuloso interior, con los frescos de la cúpula, el órgano del s. XVII en el que Mozart estrenó su «Misa en do mayor», etc. Por último, subir a su campanario de 65 m es una de las mejores cosas que hacer en Malá Strana.

Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria

Otro de los lugares que hay que visitar en Malá Strana es la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria (o «Nuestra Señora Triunfante»), el segundo templo religioso más importante de Malá Strana. Su fundación se remonta al año 1611, lo que la convierte en el edificio barroco más antiguo de Praga. Inicialmente fue una iglesia protestante, pero en poco tiempo pasó a manos de los carmelitas, quienes siguen a su cargo hoy en día. Más allá de su interés artístico, la iglesia es famosa por su venerada escultura del Niño Jesús de Praga, de origen español.

Palacios barrocos

Malá Strana se ganó el sobrenombre de «perla del barroco» en el s. XVII, cuando un gran número de nobles se instalaron a los pies del castillo como muestra de poderío. Los ostentosos palacios barrocos que dieron forma al barrio tienen hoy usos muy diversos, aunque buena parte de ellos están ocupados por embajadas, edificios gubernamentales y museos. Uno de los más famosos es el Palacio Valdštejn (Wallenstein), sede del Senado. Además de la espectacularidad del complejo, es conocido por sus bellos jardines, de acceso gratuito. En la misma calle Valdštejn se pueden ver otros muchos edificios barrocos.

Información práctica para visitar Malá Strana

Ubicación

  • Distrito 1 de Praga, República Checa (ver mapa al pie)

Cómo llegar a Malá Strana

  • Tranvía. La forma más fácil de llegar a Malá Strana desde la Ciudad Vieja es tomar alguno de los muchos tranvías que pasan de un lado al otro del río, como el 12, 15, 20 y 22. Para ir al corazón del barrio hay que bajarse en Malostranské náměstí.
  • Metro. La parada más cercana al centro de Malá Strana es Malostranská, ubicada a unos 10 min. andando en dirección norte.
  • Bus. El bus 194 cruza desde la Ciudad Vieja (zona Staroměstská) hasta el centro de Malá Strana.
  • A pie. Dado que el Puente de Carlos es una visita imprescindible, recomendamos cruzarlo caminando desde la Ciudad Vieja.
  • Traslados. Si necesitáis un servicio de traslados en la ciudad, en la web de Civitatis podéis contratar traslados por Praga.

Dónde dormir en Malá Strana

  • Gracias a un colaboración especial nos alojamos en el Red & Blue Design Hotel Prague, en una zona muy tranquila junto al parque Petrin. El centro de Malá Strana se encuentra a solo 10′ con los tranvías 7, 12, 15 y 20.
  • Un alojamiento muy popular en esta zona es el Hotel Ibis Malá Strana, que suele ofrecer unos precios interesantes y habitaciones confortables. Se encuentra algo más al sur que el anterior, a unos 15′ en tranvía del centro de Malá Strana.
  • Si lo preferís, aquí os dejamos un listado de hoteles en Malá Strana.
  • Una opción de alojamiento muy interesante es Airbnb. Podéis dormir en casas de particulares o bien alquilar apartamentos privados a muy buen precio. Si os dais de alta con nuestro enlace recibiréis 25€ de bienvenida.

Seguro para viajar a República Checa

  • Si queréis contratar un seguro de viaje para vuestra ruta por República Checa, nosotros os recomendamos que uséis Mondo. Es un comparador español que suele ofrecer los mejores precios y su atención al cliente es de diez. Además, si reserváis con nuestro enlace tendréis un 5% de descuento.

Mapa de Malá Strana, Praga

  Ampliar mapa de Malá Strana    Alquiler de coche en Praga

Fotos: (1) Vistas de Malá Strana desde Petrin (2) Canal de la Isla de Kampa (3) Torre Petrin (4) Torres del Puente en Malá Strana (6) Museo Kafka (7) Muro John Lennon (8) Estatuas al aire libre en la Isla de Kampa (9) Iglesia de San Nicolás. Autoría: Lupe/Los apuntes del viajero // (5) Wolfgang Sauber, via Wikimedia Commons (10)  Fotobanka ČTK, René Fluger, via Wikimedia Commons (11) V. Groulík.Martinect, via Wikimedia Commons 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

aaa