agosto 9, 2020

El encanto de uno de los mejores hoteles a pie de playa de España

Con la riqueza obtenida haciendo las Américas, en 1914 D. Antonio Quesada González le encarga al hermanastro de su mujer la obra de levantar un palacete que reflejara su poderío económico. Pero no en cualquier sitio, sino a los pies de la playa de Santa Marina, en Ribadesella, y al que bautizaría con el nombre de su esposa, Villa Rosario.

Tanto se esmeró el arquitecto, José Quesada Espulgas, en ganar en adornos y decoración al resto de edificios de aquella colonia veraniega que, cuentan, D. Antonio le ordenó que dejara de añadir más elementos, pues le empezaba a parecer exagerado.

Algo menos de un siglo después, aquella demostración sólida de que se podían hacer las Américas y triunfar en el intento fue reconvertido en uno de los mejores hoteles a pie de playa de España.

Después de habernos alojado recientemente en él, sigue leyendo para descubrir nuestra experiencia y por qué recomendamos el Hotel Villa Rosario**** en Ribadesella, con un restaurante recién gestionado por un cocinero con dos estrellas Michelín, especialmente si viajas en pareja y buscas un alojamiento con encanto.

1. Ubicación

El Hotel Villa Rosario****” se encuentra a los pies de la playa de Santa Marina (donde en Semana Santa se realiza su tradicional carrera de caballos), de la que sólo la separan los escasos metros de anchura del paseo que la bordea, en la localidad costera de Ribadesella.

Ribadesella se encuentra a 1 hora en coche de Avilés u Oviedo y apenas 45 minutos de Gijón. Muy cerca de Ribadesella se puede explorar la Cueva de Tito Bustillo, admirar la fuerza del Mar Cantábrico en los Bufones de Pría, contemplar dinosaurios en el Museo del Jurásico de Asturias, o descubrir la cuna de la Reconquista en Covadonga y la naturaleza del Parque de los Picos de Europa.

2. Instalaciones

El Hotel Villa Rosario****” es un centenario edificio que formaba parte de una colonia veraniega, donde cada propietario se esmeraba en que su palacete fuera más espectacular que el aledaño.

Rodeado por un jardín privado y como edificio histórico que es, cuando cambió de manos para su nueva función se respetaron al máximo los elementos arquitectónicos originales, incluyendo su preciosa escalera principal interior de madera de cerezo y tallada a mano.

En un lateral del jardín se encuentra el Restaurante Ayalga, la nueva incorporación a la oferta del hotel y del que hablaré más adelante.

Los huéspedes del hotel pueden disfrutar aquí de sus desayunos con vistas al mar, aunque está abierto a reservas para comidas y cenas para clientes que no se alojen aquí.

3. Habitaciones

El Hotel Villa Rosario****” cuenta con una elevada planta baja y una primera y segunda plantas, con ascensor. En ellas se reparten las 14 habitaciones dobles y 3 individuales donde pueden alojarse los huéspedes, en lo que antaño fuera una “casona de indianos”.

Las habitaciones son modernas, cómodas y coquetas, bien integradas dentro de la atmósfera de discreta exclusividad y clasicismo del edificio.

En función de la ubicación de la habitación os encontraréis leves cambios en la decoración o el tipo de baño, por ejemplo en los azulejos del mismo, o en la distribución interior de los elementos.

Intentad buscar, si están disponibles a la hora de hacer la reserva, alguna de las 6 habitaciones que tienen vistas al mar y a la playa. Y si además conseguís alguna de las dobles con terraza en el piso superior, la experiencia mejora aún más.

4. Servicio de comidas

Voy a dividir la experiencia del servicio de comidas en dos partes, desayuno y cena. Aunque ambas se disfrutan, y nunca mejor dicho, en el mismo recinto, el Restaurante Ayalga, sólo una es exclusiva de sus clientes.

El Restaurante Ayalga es la nueva y completa oferta gastronómica del Hotel Villa Rosario.

Gestionado por Marcos Granda, un asturiano que después de abrir un local en Marbella (Restaurante Skina, su primera Estrella Michelin) y otro en Madrid (Restaurante Clos, su segunda Estrella Michelin), espera ser profeta en su tierra con este tesoro, hallazgo en la playa.

Y esa es precisamente la traducción de la palabra bable “Ayalga”, una introducción semántica a una estupenda experiencia gastronómica.

Quien cene en el Restaurante Ayalga puede optar por probar sólo lo mejor de lo mejor, con un menú degustación “Sabores de la Tierrina” (69 Eur, IVA incluido).

Este fue el menú que probamos nosotros, que ofrece, entre otras cosas una crema templada de fabes con almejas que cambia texturas sin perder sabor tradicional, un huevo frito con trufa de temporada que sublima el producto, unas setas de otoño asturianas que inundan nuestro paladar con sabor a bosque o una merluza de la Rula (Lonja) de Ribadesella que, atentos, confiad en el personal y pedid que se marine con un vino tinto.

De galletas de la abuela a distintos panes, como el de trigo, una selección de quesos asturianos, zumo de naranja natural o tomate fresco triturado, pasando por bollería o embutidos y salmón, el desayuno del Hotel Villa Rosario es completo y variado.

El inconfundible color de la yema de un huevo casero

El desayuno buffet se complementa con una selección, bajo demanda y preparada en ese momento, de huevos fritos, a la plancha, con bacon, revueltos o tortilla francesa de jamón, queso, bacon o como el cliente indique.

No es un pecado darle la espalda a las vistas al jardín y la Casona de Indianos cuando tenemos como competencia la visión de la Playa de Santa Marina, desde la Punta del Pozo a la Ermita de la Vírgen de la Guía.

5. Servicios adicionales

El Hotel Villa Rosario****” dispone de ascensor desde la zona de recepción, a la que se accede desde el exterior a través de unas escaleras que el personal se encarga de ayudarnos a salvar en caso de llevar carricoche o similar.

Hay que tener en cuenta que, como edificio histórico que es, las posibilidades de hacer alteraciones al diseño del mismo son prácticamente mínimas al preservarse la integridad del conjunto por ley.

El aparcamiento, a unos metros de la puerta, es gratuito para los huéspedes y los clientes del Restaurante Ayalga. Estos también tienen a su disposición varias bicicletas si el tiempo acompaña.

Existe WiFi en todas las instalaciones y, además de un salón de eventos, ofrecen mediante la colaboración con empresas locales, actividades de aventura y ocio.

Y si uno quiere relax, además de tener una Carta de Almohadas (cervical, látex, mariposa, viscoelástica) gratuita, se puede contratar un servicio de masaje descontracturante o de drenaje linfático manual que se recibe en la propia habitación por parte de un masajista colegiado.

6. Nuestra experiencia en el Hotel Villa Rosario****

Desde que me alojé en Road Beach Premier (Nusa Penida) y Villa Coco Republic (Gili Air), dos hoteles románticos en Bali, no había vuelto a disfrutar de la experiencia de escuchar el sonido del mar desde mi habitación.

En la habitación 204 del Hotel Villa Rosario**** pude volver a hacerlo. Con unas puertas que se abren a una amplia terraza, con tumbonas y mesa para los días de verano, la playa y el mar eran un espectáculo visual y sonoro.

Cerradas estas, la cómoda y amplia habitación se convertía en una zona tranquila y silenciosa. Una máquina de café de cápsulas o dos botellines de agua son dos servicios gratuitos a agradecer, como las deliciosas Moscovitas de Rialto, un dulce detalle que nos encontramos al llegar a la habitación.

En el azulejado cuarto de baño, al que se llegaba bajando dos escalones, el Hotel Villa Rosario****” ofrece a sus huéspedes los productos de The Rituals, en forma de acondicionador (refrescante), gel de ducha (equilibrio), loción corporal (relajante) y champú (energizante).

Además de toallas, en el armario de la habitación se dispone de albornoz y zapatillas, para estar más cómodo tras la ducha o el baño.

Aunque sólo estuvimos una noche, nuestra experiencia en el Hotel Villa Rosario****, desde el amable personal de recepción al atento personal del servicio de restauración, fue una escapada relax en la que, lo admito, disfrutamos de la terraza y las vistas.

Dormir en un palacete que antes fue Casa de Indianos es un lujo asequible en el Hotel Villa Rosario****“.

El bonus es que se encuentra en primera línea de playa, en una localidad costera y pesquera, Ribadesella, desde la que explorar el oriente de Asturias, pero también el centro.

Y volver para dormir a un verdadero hotel con encanto.

7. Información práctica

Si aterrizas en Asturias, en este artículo tienes cómo ir del Aeropuerto de Asturias a Oviedo, Gijón o Avilés.

De todos modos, con todo lo que puedes ver y hacer en Asturias, recomendamos moverte en un coche de alquiler (que puedes reservar en el mismo aeropuerto) y que te facilitará el viaje a Ribadesella, a sólo una hora por carretera.

En transporte público, la empresa de autobuses ALSA y de ferrocarril de vía estrecha FEVE (línea Oviedo – Santander), comunican Ribadesella con distintas localidades aunque los horarios y tiempos son variables en función de la temporada y punto de origen.

Si traes tu propio coche, aquí tienes la ubicación del Hotel Villa Rosario**** en Google Maps.

Hotel Villa Rosario****
Calle de Dionisio Ruisánchez, 6
33560 Ribadesella
Asturias

Coordenadas: 43°27’53.7″N 5°04’04.7″W

Existe un moderno anexo a este Hotel Villa Rosario****, al otro lado de la calle, gestionado por la misma empresa y que se llama Hotel Villa Rosario II. A 50 metros de la playa, ofrece, también, aparcamiento gratuito, similares servicios y las mascotas caninas son bien recibidas.

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

aaa